FASES DE LA TECNICA DE CARRERA





Correr es una acto motor, innato y natural de todo ser vivo.


Todos tenemos nuestra técnica y estilo propio para correr, por lo que es usual reconocer a alguien por su forma de correr, como mueve los brazos, sus piernas, su postura y en general características que son inherentes a cada corredor.

La forma en que corremos viene determinada de múltiples factores como: hábitos y estilos de vida, desarrollo motor, aspectos antropométricos, cultura, contexto, nivel de fuerza, flexibilidad, coordinación, lesiones, fatiga, entre muchos otros.

La técnica, es susceptible de la mejora e incide sobre nuestro nivel de eficiencia al correr y el nivel de riesgo de padecer una lesión.

Hablar de la técnica es un tema extenso, por lo que lo iremos analizando por partes, partiendo por las fases que componen la técnica de carrera.

Antes de analizar este punto, analiza la diferencia que existe al caminar y al correr.

Pareciese el mismo acto motor, que implica coordinar mano con pierna contraria para poder dar cada paso. ¿Pero has notado que cuando corremos existen momentos que parece que levitáramos en el aire?

La diferencia principal radica en que al caminar siempre se encuentra como mínimo un pie en contracto con el piso. Mientras que al correr existe algo denominado “fase de vuelo”

En este capitulo 1 no nos detendremos a analizar por que algunos se elevan mas que otros, que tan bueno o no sea elevarse, o en que parte del pie caer, en este apartado solo describiremos de una manera muy simple las fases de la técnica de carrera.

Antes de esto definamos la técnica de carrera y algunas características de ella:


• Sucesión de apoyo de los pies sobre el suelo, intercalando en cada apoyo una fase de suspensión del aire.

• Zancada: Entre cada apoyo hay una perdida del contacto con el suelo (zancada) ciclo que va desde el despegue del pie del suelo hasta realizar un nuevo contacto y realizar un nuevo impulso.

• La zancada depende de la frecuencia de pasos y de su amplitud, los cuales son proporcionales a la intensidad y su correcta armonización con el resto del cuerpo facilitaran la economía de carrera


La técnica de carrera es muy simple de entender, solo comprende solo dos fases:

1. Fase de apoyo: comprende 3 momentos: contacto – soporte y propulsión

2. Fase de vuelo





Fase de contacto o amortiguamiento (fase negativa – desaceleración):

• El pie entra en contacto con el piso y recibe el peso del cuerpo. La pierna llega al suelo con la rodilla ligeramente flexionada y con la parte externa del metatarso

Fase de soporte

• Fase entre la amortiguación y la impulsión, se produce una desaceleración de la velocidad.

• La pierna se encuentra flexionada y el pie se encuentra en contacto con el piso con todo el metatarso.

Fase de impulsión (fase positiva)

• Momento en el que se despega el pie del suelo y comienza cuando el centro de gravedad sobrepasa la perpendicular trazada sobre su punto de apoyo, generando una extensión del tobillo, rodilla y cadera finalizando al abandonar la punta del pie del suelo, desplazando al corredor hacia arriba y adelante.



Fase de vuelo

• Transición entre el impulso y el apoyo. Luego de terminar el impulso, el talón realiza una acción circular, ocurre una flexión de rodilla y el talón va hacia el glúteo el cual no se despega hasta la siguiente fase de impulsión.

• Esta fase depende de la calidad de la impulsión la altura de la rodilla de la pierna libre

Postura y braceo

• Postura: ligera flexión de tronco, cabeza, tronco, cadera alineados

• Braceo: correcta coordinación, angulación de 90°

• Posición de la mano relajada, semicerrada y el pulgar sobre el índice

• Mantener lo más relajada posible la musculatura que no interviene en la acción principal al correr


Errores comunes en la técnica

• Extensión incompleta de la pierna de apoyo

• No elevar las rodillas suficientemente

• Tronco excesivamente inclinado o tirado hacia atrás

• Braceo totalmente lateral o excesivamente cruzado por delante del tronco

• Braceo desde los codos y no desde la flexión extensión del hombro

• Flexión excesiva de la rodilla

• Rigidez en el cuello y/o movimiento excesivo del cuello





En cuanto a la forma de correr debemos entender que debe ser lo mas natural posible, pero debemos entrenar para mejorar su eficiencia.

En próximos apartados revisaremos los múltiples aspectos que se asocian con la forma de correr.

CAMILO ANDRES ARAMBURO PARRA

COLRUNNERS

152 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo